• MultiSpa

“Mente y Cuerpo en tiempos de cambio”

Es común escuchar “sos lo que comés” aunque en los tiempos que corren, optamos por enfatizar mas bien “sos lo que pensás”. 

Recientemente pasamos de tener una vida relativamente “estable” donde nuestras metas, rutinas, conductas sociales, etc. estaban bajo cierto control y en poco mas de una semana todo cambió. Y no cambió solo para vos sino a nivel global, un cambio de dirección aún hoy impreciso donde lo único claro es el desmoronamiento de nuestro estatus quo y el de gran parte de la sociedad.  


El filósofo René Descartes (S.XVII), uno de los principales representantes del racionalismo, inmortalizó “Pienso luego existo” dando a entender cómo el hombre se diferencia de otras especies irracionales. Hoy gracias a la neurobiología entre otras ciencias, podemos afirmar que no somo seres enteramente racionales sino mas bien seres emocionales que recientemente (evolutivamente), aprendimos a pensar. 

Bajo esta óptica es fácil entender el sinfín de cambios emocionales y físicos que a más de un mes de encierro y aislamiento social todos estamos sujetos a experimentar y en ciertos casos a padecer. La buena noticia es que algunos de estos estados son reversibles con el ejercicio.

Nuestro cerebro -la materia más compleja del universo- se encuentra interconectado de tal manera que nuestras emociones poseen gran influencia en la forma que pensamos y en menor medida la forma en la que pensamos recíprocamente podría modificar (para bien o para mal) la forma en la que sentimos. Imaginate entonces el sentir emocional de una sociedad “intoxicada” con toneladas de información dura y en gran medida dolorosa al respecto del entorno mundial y local.